En un comunicado conjunto, las clínicas San Juan de Dios, San Camilo, Bazterriza, Santa Isabel, Del Sol, Fleni, Austral y Mater Dei se pronunciaron en contra del proyecto de ley que a partir de este mediodía debatirá la Cámara de Diputados.

Según precisaron, la iniciativa obliga a todo establecimiento a la realización de la interrupción voluntaria del embarazo y cercena la objeción de conciencia. Además, prevé que el incumplimiento de lo prescripto puede derivar en penas de prisión.

"Las instituciones de salud, creadas y llevadas adelante por personas que persiguen un bien compartido bajo valores comunes, también queremos elegir cómo curar y cuidar a los argentinos con la libertad que hemos tenido hasta ahora y no ser coartados por ley que explícitamente dice: "Queda prohibida la objeción de conciencia e ideario institucional"", indicaron las instituciones firmantes.

Y agregaron: "Abogamos por una legislación que respete la objeción de conciencia individual e institucional, que respete la libertad de pensar y de creer, de asociarse y de trabajar, de cuidar y de curar, de salvar y de sanar, sin que se corra el riesgo de prisión, de inhabilitación o de clausura por actuar de acuerdo a su propia conciencia e ideario".

El comunicado completo