En la madrugada del domingo una mujer al volante de un auto atropelló y mató a un delincuente en una persecución luego de que le arrebatara su teléfono celular junto a un cómplice, en el barrio porteño de Balvanera.

Cecilia Rivas (32) y Roxana Susterman (39) eran las dos modelos y bailarinas que iban a bordo de un Peugeot 207 y fueron asaltadas por dos hombres en moto que les arrebataron un teléfono celular.

Enfurecida, Rivas los persiguió y se provocó un violento accidente con los dos hombres en moto: uno, de 43 años, falleció al impactar con un Renault Megane estacionado y el otro, de 21, quedó gravemente herido.

Oscar Orona (43) perdió la vida en el accidente
Oscar Orona (43) perdió la vida en el accidente

"No entiendo por qué esta mujer lo mató así, como un perro. Para mí ni siquiera le robó", dijo en diálogo con Telefé Gabriel Orona, hermano de Oscar, quien perdió la vida en el choque en San Luis y Agüero. "Tenía tiempo para arrepentirse, frenar y cuando lo alcanzó le dio con todo", indicó en relación a la modelo. "Para mí esta mujer salió borracha de la noche y le pegó un bombazo a mi hermano".

El hermano del hombre fallecido puso en duda que haya sido un robo lo que ocurrió y se mostró muy dolorido porque nadie llamó a la familia para comunicar la muerte, que se enteraron por televisión y que no les entregaron el cuerpo aún. "Hace tres días que lo estamos esperando", dijo. "Mi mamá está destrozada".

El hombre contó que su hermano Oscar había estado preso por robo y quedado en libertad en enero pasado. "Si mi hermano te robó, te pido disculpas, porque yo soy un laburante. Pero si lo mataste a mi hermano, la tenés que pagar", advirtió Gabriel cuando le consultaron qué le diría a Rivas. Según él Oscar "no tenía un peso" y les había prometido que no iba a robar más.

"Yo le decía, 'conseguite un laburo, te la tenés que ganar, no jodiéndole la vida a los demás". Lo estábamos ayudando para que salga adelante", agregó. Gabriel trabaja manejando un colectivo y contó que le robaron muchas veces. En una oportunidad, además, le pegaron un tiro en la pierna. "Cuando me robaron no los pasé por arriba a los delincuentes. No lo haría jamás", siguió.

La conductora del auto dijo en su declaración en el Juzgado Criminal y Correccional N° 19, a cargo de Diego Slupski, que quiso "perseguirlos para filmarlos con un celular" y negó haber chocado a los ladrones de atrás a pesar de que la trompa del auto está destrozada. Tanto ella como Susterman están siendo investigadas por "homicidio culposo", aunque a Rivas podrían imputarla por "exceso en legítima defensa".

SEGUÍ LEYENDO: