La fotografía de Marte, tomada por un nanosatélite de la NASA
La fotografía de Marte, tomada por un nanosatélite de la NASA

La industria de los nanosatélites, esos pequeños instrumentos espaciales de muy pocos kilos de peso y capaces muchas veces de realizar tareas complejas comparables con las de sus primos mayores de varias toneladas, crece día a día.

Y en ese crecimiento, asombran por la versatilidad y utilidad que logran, tanto en la observación de la Tierra o la integración de sus comunicaciones, como también ahora de su habilidad de sobrevivir al viaje a otro planeta: Marte.

Así, una pequeña nave espacial que se aproxima al planeta rojo ha logrado tomar una foto de su objetivo, hecho que constituye la primera vez que un nanosatélite o cubosat logra la imagen de un planeta.

Recreación artística de uno de los nanosatélites, que ya recorrieron 400 millones de kilómetros hasta el planeta rojo
Recreación artística de uno de los nanosatélites, que ya recorrieron 400 millones de kilómetros hasta el planeta rojo

Uno de los dos cubosats de Mars Cube One (MarCO) del tamaño de una pequeña mochila tomó la imagen el 2 de octubre último, cuando estaba a unos 12,8 millones de kilómetros del planeta rojo, aseguraron fuentes de la NASA.

Los gemelos MarCO, conocidos oficialmente como MarCO-A y MarCO-B, pero apodados "Eve" y "Wall-E", respectivamente, por los personajes de la película de Pixar de 2008 Wall-E, se lanzarán a Marte en el momento del aterrizaje de la nave InSight Mars de la NASA.

El objetivo principal de la misión MarCO es demostrar que los nanosatélites, cuyas operaciones hasta ahora se han restringido a la órbita de la Tierra, pueden hacer el viaje largo al planeta rojo y operar desde allá.

Ambos nanosatélites despegaron el pasado 5 de mayo en el mismo cohete que InSight, la sonda que explorará el interior de Marte y que tiene previsto aterrizar en el planeta rojo el próximo 26 de noviembre.

Marte, nuestro planeta vecino más cercano, desvela a los científicos e ingenieros para habitarlo
Marte, nuestro planeta vecino más cercano, desvela a los científicos e ingenieros para habitarlo

"Hemos estado esperando seis meses para llegar a Marte", dijo en un comunicado el gerente de la misión de MarCO, Cody Colley, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. "La fase de crucero de la misión siempre es difícil, así que tomás todas las pequeñas ganancias cuando llegan. Finalmente, ver el planeta es definitivamente una gran victoria para el equipo", agregó.

Los miembros del equipo de la misión han dicho que su éxito podría ayudar a allanar el camino para una actividad mucho mayor en el espacio profundo por naves espaciales pequeñas y de bajo costo.

Los pequeños satélites son prototipos de la tecnología miniaturizada que se utiliza en los llamados CubeSats. Como su nombre indica, tienen forma prismática. Miden tan solo 30 centímetros de largo y tienen una masa de 13,5 kilos, por lo que su lanzamiento es mucho más económico que los de los satélites convencionales. Se trata de la primera vez que una agencia espacial envía unos CubeSats en un viaje interplanetario.

La nave Insight Mars llegará a su destino final el 26 de noviembre
La nave Insight Mars llegará a su destino final el 26 de noviembre

Los MarCO viajan separados de la nave InSight, que medirá el flujo de calor subsuperficial y controlará los "marsquakes", reuniendo datos que revelarán mucho sobre la estructura y composición interior del planeta rojo.
Pero si consiguen llegar a Marte, participarán en la transmisión de las comunicaciones de la sonda después de su aterrizaje. Pero este no es un deber crucial ya que otras naves espaciales de la NASA, como el Mars Reconnaissance Orbiter, también harán este trabajo.

Si los nanosatélites logran ponerse en órbita, se convertirán en los primeros CubeSats en orbitar un planeta que no sea la Tierra. Por ahora, ya han superado casi 400 millones de kilómetros de viaje.

En la fotografía que ha enviado MarCO-B se puede observar un punto rojizo que corresponde a Marte. También se ve parte de la antena del satélite y de su escudo térmico.

Los ingenieros de la misión dieron a los microsatélites sus apodos en honor a la escena de la película de Pixar Wall-E en la que el robot protagonista, Wall-E, vuela por el espacio impulsándose con un extintor junto a su compañera Eva, ya que los MarCO utilizan como propulsor el mismo fluido que emplean los extintores.

SEGUÍ LEYENDO: