O-shot es el nombre que dieron en los EEUU a las inyecciones con plasma rico en plaquetas para regenerar el tejido vaginal (Getty Images)
O-shot es el nombre que dieron en los EEUU a las inyecciones con plasma rico en plaquetas para regenerar el tejido vaginal (Getty Images)

Las disfunciones sexuales en las mujeres son más frecuentes de lo que se cree. El 46% relata en la consulta médica que padece de algún tipo de problemática que puede estar relacionada al deseo, a la excitación, al orgasmo y/o al dolor.

En general, la causa es multifactorial, y si bien la más frecuentes es de origen anímico (problemas de pareja, depresión ansiedad, estrés) y por toma de medicamentos (betabloqueantes, antidepresivos), también existen causas físicas como los líquenes (fibrosis de la piel de la vagina) o la falta de lubricación que causan dolor en las relaciones sexuales.

En la actualidad, se utilizan distintos tratamientos, pero con poco éxito terapéutico.

O-shot es el nombre que dieron en los Estados Unidos a las inyecciones con plasma rico en plaquetas para regenerar el tejido vaginal y sexual. "Para esto se extrae sangre de la paciente y se hace un preparado de un concentrado de plaquetas que son los elementos que contienen factores de crecimiento, componente principal para poder regenerar tejidos corporales", explicó el médico especialista en cirugía plástica Gustavo Sampietro.

El 46% de las mujeres relata en la consulta médica que padece de algún tipo de problemática que puede estar relacionada al deseo, la excitación, el orgasmo y/o al dolor

Se trata de un procedimiento médico que busca combatir las disfunciones sexuales en las mujeres. Desarrollado por el doctor Charles Runels, de Alabama, el procedimiento se encuentra recién llegado al país y los expertos aseguran que "los efectos que se esperan con la inyección de factores de crecimiento son mejoría en la sequedad vaginal por lo que las pacientes pueden mantener relaciones adecuadamente, aumento en la intensidad del orgasmo y del deseo sexual", consideró Gonzalo Yamauchi, especialista en medicina familiar y medicina musculoesquelética.

"También se nota mejoría en la tensión de la piel de la vagina y mejoría de las fibrosis cutáneas, por ejemplo, en las pacientes que sufren liquen escleroso -agregó Yamauchi, además presidente de la Asociación Latinoamericana de Medicina Musculoesquelética)-. También, al mejorar la tensión cutánea y al regenerar tejido conectivo muchas pacientes mejoran la incontinencia de orina de esfuerzo produciendo menos episodios de escape".

Las pacientes lograrán ver los beneficios habitualmente luego de la segunda aplicación (Getty Images)
Las pacientes lograrán ver los beneficios habitualmente luego de la segunda aplicación (Getty Images)

El tratamiento consta en las inyecciones de plasma rico con abundantes factores de crecimiento, y se realiza con anestesia local o con sedación para que la paciente lo tolere adecuadamente. "Las pacientes lograrán ver los beneficios habitualmente luego de la segunda aplicación, mejorando el deseo sexual luego de los cambios físicos producidos por el efecto de los factores de crecimiento", puntualizó Sampietro.

"Este tipo de procedimientos no presentan complicaciones ya que es la utilización de elementos propios del mismo cuerpo (sangre y plaquetas), ni de reacciones adversas, la misma se puede aplicar a cualquier edad", finalizó el hemoterapeuta, especialista en medicina regenerativa, Daniel Mautor.

SEGUÍ COMIENDO