El diputado salteño Alfredo Olmedo reafirmó este miércoles su postura de que "hay que salvar las dos vidas" al rechazar el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, pero lanzó una curiosa proposición y terminó abandonando un móvil durante una entrevista con Canal 9.

Durante el debate, Olmedo sostuvo: "Yo no voy a permitir pedirle plata al FMI para pagar abortos". Luego denunció un "negocio encubierto que es el tema de las células" madre y anticipó que si sale el proyecto va "a proponer un cementerio para las víctimas de los abortos".

Luego participó de una nota con Canal 9. La entrevista que se reproduce a continuación giró en torno a una controversia: Olmedo aseguró que en los países que se legalizó el aborto creció la tasa de embarazos interrumpidos, una afirmación que contradice las estadísticas oficiales de los Estados que citó: Uruguay y España. Por eso cuando le preguntaron cuál era su fuente se produjo una áspera discusión que terminó con el diputado abandonando el móvil.

– ¿Cuál es el negocio con los chicos muertos?

-Aparentemente, me van a confirmar todo, ya hay una clínica que se está preparando para el aborto legal. Lo que yo estoy planteando es qué se hace con el feto. Para mí hay que enterrarlo y cremarlo para no se siga con el negocio de las células que se hace en el mundo.

– El negocio los médicos abortistas lo hacen hoy. El proyecto da gratuidad en el hospital público.

El diputado salteño Alfredo Olmedo (Fabián Ramella)
El diputado salteño Alfredo Olmedo (Fabián Ramella)

– No hay aborto gratuito. Si sale la ley y se hacen en los hospitales, lo vamos a pagar todos con los impuestos. Por eso planteé que aquel que no tenga dinero, le devuelva al Estado con trabajo.

– ¿Qué resultado dio hasta ahora la criminalización de la mujer?

-Esto de la salida del problema con el aborto es el fracaso de las políticas de Estado de todos estos años. Yo propuse la adopción desde el vientre de la madre par que no se llegue al aborto clandestino y no se trataron.

– ¿Por qué cree que en las sociedades más desarrolladas el aborto es legal y con resultados que han mejorado la situación?

-No han mejorado, han aumentado la cantidad de abortos.

– Eso no es cierto.

-Bueno, por ahí tenemos internet distintos.

– La OMS no dice eso, Olmedo.

-Los datos que yo vi en España empezaron con 4 mil abortos y ahora son 90 mil.

– No es cierto, con qué liviandad habla un diputado de ciertos temas.

-Soy muy claro.

– Diga cuál es la fuente dónde dice que en un país donde se aprobó la ley los abortos crecieron.

-Usted está a favor

– No, yo estoy a favor de que un diputado sea cierto.

-¿Usted cree en Dios?

– No, soy agnóstico.

-Sépame entender que yo creo en Dios, que el valor de la vida es un solo y no es pasar por un quirófano y la solución no es matar un chico.

– Yo estoy a favor de la vida, usted no me ponga en la vereda de enfrente. Pero usted no pude responder. Usted dijo que donde se legalizó el aborto, el aborto creció. Yo le cuestioné el dato y usted me preguntó si soy cristiano.

-En Uruguay, simplemente cruce el río.

– Pero ¿de dónde sacó esos datos? El Ministerio de Salud de Uruguay dijo todo lo contrario.

-Yo entiendo que ustedes quieren impulsar el aborto y yo quiero la vida.

– Usted da datos y nosotros le estamos proponiendo de que el dato no es cierto.

-Para terminar y no voy a entrar en discusión. El embarazo es una bendición de Dios y no es un problema de salud. Que Dios los bendiga.