Lejos de la dura disputa entre el Gobierno y un sector relevante del sindicalismo, encabezado por Hugo Moyano, Mauricio Macri y Jorge Triaca se reunieron este jueves por la tarde en Casa Rosada con una docena de gremialistas que habían acompañado al ministro de Trabajo en una reciente gira por Europa, y con los que conversaron acerca de los desafíos del sector en el marco de los cambios en el mercado laboral.

De la reunión, en el primer piso de la Casa Rosada, participaron Fabián Hermoso (Químicos), Alberto Fantini (Carne), Luis Ramón Hlebowicz (Pasteleros), Ramón Ayala (UATRE), Luis Pandolfi (Tintoreros), Norberto Pablo Quiroga (Aguas y Gaseosas), José Antonio Ibarra (Taxistas), Víctor Brandán (UOCRA), Noe Ruiz (Modelos), Karina Trivisonno (UPCN), Julio César Monastra (Obras Sanitarias) y José González (Comercio). También estuvo el secretario de Trabajo, Horacio Pitrau.

"Fue una reunión muy auspiciosa. Tenemos la preocupación del avance de la tecnología, y entendemos que fue de suma importancia el viaje que hicimos por Europa para empaparnos de la realidad que tiene el mundo. Es un tema de agenda que nos preocupa y en el tiempo, como dijo el Presidente, no se puede tapar el sol con la mano", dijo Pandolfi después del encuentro a los periodistas acreditados en Gobierno.

"Esto lo solucionamos entre trabajadores, empresarios y el Estado", resumió el dirigente del gremio tintorero, uno de los voceros tras la reunión.

Los sindicalistas negaron que se haya discutido acerca de las negociaciones paritarias que avanzan en los diversos sectores, y aseguraron que no se mencionó a Moyano ni la fractura de la CGT. "No se habló de coyuntura", confiaron.

"Hay que encaminar el país y ningún dirigente va a estar en contra", ratificó Noe Ruiz en relación a la ausencia de Moyano u otros líderes sindicales enfrentados con la Casa Rosada.