Hace unos años se pensaba que las mujeres eran las que más se sometían a intervenciones plásticas, pero actualmente los hombres gastan una fortuna en su aspecto. Como el caso de este caballero de nombre Neven Ciganovic, a los 22 años decidió realizarse su primera cirugía. Ahora tiene 47 años de edad y una de sus metas en su vida es lucir siempre joven.

En una entrevista mencionó las siguientes palabras: "Solo quiero detener el envejecimiento". Este hombre contó que tomó esta decisión después de haber leído un artículo que indicaba que el envejecimiento está muy ligado a la obesidad.

Su comienzo en el mundo de las cirugías está relacionado a este temor. Ciganovic de niño tenía sobrepeso y esto le causaba problemas de autoestima. Realizó todo lo posible para poder adelgazar y desafortunadamente se convirtió en bulímico. A principios de los años noventa se pusieron muy de moda los rellenos labiales estéticos y él no dudó en "perfeccionar su boca".

Él quedó muy satisfecho con el relleno en los labios, por lo que decidió seguir sometiéndose a cirugías y se operó la nariz y los pómulos.