María Eugenia junto a sus hijas Pilar y Laura en su vuelta a la televisión después de la muerte de Geñi. (Foto: Maxi Vernazza/GENTE)
María Eugenia junto a sus hijas Pilar y Laura en su vuelta a la televisión después de la muerte de Geñi. (Foto: Maxi Vernazza/GENTE)

"La muerte no es nada. Sólo he pasado a la habitación de al lado". Con la reflexión que deja esta frase de San Agustín de Hipona, María Eugenia Fernández Rousse de Laprida (58) comenzó el largo y duro camino que significa recuperarse de la pérdida de un hijo. "Estoy mejor, acompañada por Emilia y Laura", cuenta María Eugenia, todavía aturdida por el durísimo golpe que significó la muerte de Geñi a sus jóvenes treinta y cuatro años.

"Con mis hermanas siempre compartimos muchas cosas desde que nacimos, pero esto me tocó a mí sola. Por suerte somos un bloque: el dolor no podrá con nosotras. En realidad, es como si nos hubiera pasado a las tres… Lo sufren igual que yo. Eso sí, siempre sentimos el apoyo de mis hijos y de toda la familia. También el de la gente, con sus mensajes. Y quiero destacar a la prensa, que se manejó con mucho respeto", agradece la Trilliza quien, con enorme entereza, retomó la rutina de su programa televisivo –Mañanas nuestras, por el canal KZO–, que comparte con Pato Galván y Fernando Prensa.

Todas fueron a apoyar a María Eugenia de regreso en la pantalla. De izquierda a derecha:María Laura, Paulina –la madre de las trillizas–, Pilar, Sonia Zabaleta(hija de María Emilia), María Eugenia, su hija Laura, y María Emilia.
Todas fueron a apoyar a María Eugenia de regreso en la pantalla. De izquierda a derecha:María Laura, Paulina –la madre de las trillizas–, Pilar, Sonia Zabaleta(hija de María Emilia), María Eugenia, su hija Laura, y María Emilia.

Hace poco más de dos años y medio que la familia supo de la cruel enfermedad (cáncer de mama) que padecía Geñi. Y aunque luego aparecieron tumores en el cerebro y metástasis, María Eugenia no perdió ni un segundo su fe y confianza en la oración: "La Virgen nos ayudó mucho. La supimos llevar gracias a su mano divina. Es maravilloso vivir –y también morir– en familia, como dice Emilia. También fue importante la discreción con que se manejó la enfermedad en estos dos años y medio. Poca gente lo sabía: mis hermanas y mi familia; Fernando, nuestro amigo, y algunos íntimos. Todos guardaron silencio. Ella no pertenecía al medio y no le gustaba la exposición. Yo siempre respeté ese deseo de mi hija".

Geñi nació el 11 de junio de 1984. Aquí, durante la primera visita que le hicieron su tía y madrina, María Emilia, y su prima Emilia.
Geñi nació el 11 de junio de 1984. Aquí, durante la primera visita que le hicieron su tía y madrina, María Emilia, y su prima Emilia.

Geñi murió el lunes 25 de junio a las ocho de la mañana, pocos días después de cumplir sus 34 años. Algunos de sus primos que viven en el exterior regresaron para el último adiós en un cementerio privado de Pilar.

La tía María Emilia, su madrina, la vio nacer y también partir; en su lecho final le cantó a su ahijada –junto con su mamá, María Eugenia– Amanece, un tema que fue una especie de canción de cuna que las Trillizas recreaban en cada nacimiento de hijos y nietos, y que Geñi conocía muy bien. Ella cerró sus inmensos ojos celestes, iguales a los de su madre, escuchando esas estrofas.
………………………………………………………………………….

María Eugenia y Horacio Laprida se casaron en 1983 y tuvieron cuatro hijos: Geñi, Horacio, Laura y Pilar. La mayor se transformó en una exitosa artista, que no sólo triunfaba en Dubai –donde vivió unos años con su marido, el arquitecto César Bustos– con sus pinturas alusivas al polo, sino también en la Argentina. Ellos tuvieron dos hijos: César (11) y Cala (5), para convertir en joven abuela a María Eugenia, la más hogareña y menos coqueta de las trillizas, la de firme carácter y gran mano para la cocina.

María Eugenia Laprida junto a su hija Geñi embarazada.
María Eugenia Laprida junto a su hija Geñi embarazada.

Después de catorce años de ausencia en la pantalla, volvieron a la tevé en marzo, ya convertidas en todo un clásico. Pensar que son parte de la TV desde hace medio siglo, cuando irrumpieron en el programa de Pipo Mancera tras pasar por algunos avisos comerciales. Grabaron sus canciones, acompañaron al español Julio Iglesias por todo el mundo y luego se acercaron a la platea infantil para cautivar a todos con su sonrisa.

Las trillizas de oro soplaron las velitas al aire. (Foto Maxi Vernazza/GENTE)
Las trillizas de oro soplaron las velitas al aire. (Foto Maxi Vernazza/GENTE)

Diez días después del adiós a Geñi, las tres volvieron al programa el 5 de julio, una fecha muy especial: "Este, nuestro cumpleaños 58, es el que más vamos a recordar –asegura María Eugenia–. Hace tres años que no lo pasábamos juntas y creo que es el primero en televisión. Es impresionante el amor de la gente… Muchos me cuentan que vivieron situaciones parecidas. ¿Cómo continúa esto? Como le decía a mi marido, con mucho amor. Geñi nos va a dar toda la fuerza del mundo para seguir bien con nuestros nietos y con mi yerno, que es amoroso. Hoy era el momento de volver al trabajo. Fue sanador vivirlo con mi familia. Por eso me ves así: fuerte".

Por Pablo Procopio