Después de 18 días de angustia e incertidumbre, los 12 chicos del equipo Jabalíes Salvajes y su entrenador fueron rescatados de la cueva Tham Luang, al norte del país asiático. El esfuerzo de cientos de voluntarios –que no impidió la muerte de un buzo militar tailandés– conmovió a todos. Una historia de coraje y solidaridad.

Adul Sam-on (14)

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

Nació en Birmania y es políglota (habla birmano, tailandés, chino e inglés), lo que lo convirtió en el traductor ante los equipos internacionales de rescate.

Duganpet Promtep (13)

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

Le dicen Dom y es el crack y capitán de los Jabalíes Salvajes, tanto que es seguido por muchos equipos de Tailandia.

Ekarat Wongsukchan (14)

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

En su casa lo apodan Bew y todos lo describen como uno de los más responsables del grupo. El día que quedaron atrapados estaba cumpliendo años.

Peerapat Sompiangjai (17)

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

Es el mayor de los chicos rescatados. Lo llaman Night y cumplió años dentro de la cueva. En una carta a sus padres les advirtió: "Cuando salgamos quiero mi fiesta".

Mongkol Booneiam (13)

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

Como buen integrante de los Jabalíes Salvajes, es fanático del fútbol y de la Liga Española. ¿Su club? El Real Madrid. Le dicen Mark.

Nattawut Takamrong (14)

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

Lo apodaron Tern y sus profesores lo definieron como un gran estudiante. Otro fanático del fútbol.

Prajak Sutham (15)

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

Note, como lo conocen sus amigos, es el más callado del grupo. Los profesores de su colegio lo describen como inteligente y responsable.

Chanin Wiboonrungrueng (12)

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

Era uno de los menores del grupo, pero eso no le quitó la valentía ni el sentido del humor. Desde la cueva avisó que estaba bien y pidió que lo esperaran con pollo frito.

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

Samepong Jaiwong (13)
Pong es fanático del Liverpool y sueña con jugar en la selección tailandesa de fútbol. Su pasión, claro está, es el deporte.

Pornchai Kamluang (16)

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

Los compañeros lo llaman Tee. En la cueva fue uno de los más positivos. "No se preocupen, estoy feliz", les escribió a sus padres desde adentro.

Pipat Pothi (15)

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

Más conocido como Nick, es uno de los más divertidos del grupo, aunque muy maduro. ¿Su deseo al salir? Un suculento asado.

Panumas Sangdee (13)

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

Porta el físico más grande de los Jabalíes Salvajes, pero eso no le impide ser uno de los más rápidos y ágiles del equipo. Su apodo es Mig.

Ekapol Chantawong (25)

(Fotos: AFP y Facebook)
(Fotos: AFP y Facebook)

Nació en Birmania, quedó huérfano y antes de ser entrenador vivió en un monasterio budista. Les pidió perdón a los padres por llevar a los chicos a la cueva.

SEGUÍ LEYENDO: