El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne

Un encuentro empresario en la Embajada de Brasil fue el marco para que el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne trazara un panorama sobre los principales indicadores de la economía argentina y las previsiones para el mediano plazo.

El ministro destacó que "la Argentina está creciendo. Después de un 2,9% en 2017 vamos a crecer en 2018 por segundo año consecutivo, algo que parece modesto pero que no se producía desde 2011. Y el consenso de los analistas es que también vamos a crecer en 2019".

"También bajó el desempleo, por una enorme creación de empleo de 433.000 nuevos puestos, una cifra inédita, y no porque haya caído la tasa de actividad. Es difícil crear empleo: se necesita un futuro con expectativas de expansión", añadió el funcionario, durante un almuerzo empresario organizado por la Cámara de Comercio Argentino Brasileña (CAMBRAS).

La inversión creció 11% en 2017 y ese es el motor de crecimiento de un país

Dujovne confió en el desarrollo de "una macroeconomía normal, con un crecimiento gradual y una baja del déficit fiscal también gradual". Por eso, ponderó el objetivo de una "Argentina previsible y que crezca por mucho tiempo".

Sobre la expansión de la actividad, hizo énfasis en el aumento de 11% en la inversión registrado en 2017, y evaluó que "ese es el motor de crecimiento de un país".

El ministro resumió el programa de gestión centrado en cuatro componentes: el fiscal, la lucha contra la inflación, la integración al mundo con acuerdos comerciales y la desburocratización de la Argentina.

Dujovne recalcó los objetivos de reducción del déficit primario en los próximos años y esgrimió como logro el haber sobrecumplido la meta fiscal de 2017, cuando el rojo primario se redujo a 3,8% del PBI según el último dato de crecimiento que brindó el INDEC. Asimismo, reiteró que "Argentina alcanzará el equilibrio fiscal en 2020".

SEGUÍ LEYENDO:

"El mundo compite para atraer capital", definió Dujovne, por lo que reiteró el compromiso para que la tasa de carga impositiva respecto de las ganancias corporativas disminuya al nivel del resto de la región.

A sus interlocutores empresarios les aseguró que la "amnistía laboral" propuesta por el oficialismo, en el marco de la reforma laboral que trata el Congreso, será un instrumento adecuado para regularizar el empleo informal que todavía aqueja a la economía argentina.

Dujovne defendió las iniciativas tributarias para mejorar el perfil de negocios en el país, como la eliminación del IVA para inversiones, la reducción gradual del impuesto al cheque y el consenso fiscal con las provincias, que incluye la reducción a 0% del impuesto a los Ingresos Brutos en un plazo de tres años y el equilibrio financiero para 2019. "Estamos dando pasos lentos pero seguros para un sistema tributario eficiente", subrayó.

En 2017 el déficit primario se redujo a 3,8% del PBI, según el último dato de crecimiento que brindó el INDEC

En cuanto a indicadores sociales precisó que "la pobreza ha bajado del 32% del inicio de la gestión a 28,4% y estamos seguros de que esa tasa va a seguir bajando, por una mejora del salario real como por una baja de la desocupación".

Añadió que "el crecimiento es acumulativo y cuando se sostiene toda la lógica del funcionamiento de la economía cambia. El desafío es crecer sostenidamente".

En este aspecto, Dujovne consideró que en el pasado reciente la Argentina dejó de converger con la tendencia global en dos oportunidades. Una, en la década de 1980, cuando el PBI argentino retrocedió, frente a un mundo que crecía; otra, en los cuatro años de "cepo" cambiario, en que la actividad local dejó de expandirse frente a un crecimiento global de mantuvo un ritmo de 3% anual.

Vamos hacia una macroeconomía normal, con un crecimiento gradual y una baja del déficit también gradual

En ese sentido, Dujovne resaltó el rol de los proyectos de Participación Público Privada (PPP) en la Argentina, que a su entender "están generando un interés inmenso" y que "en la construcción de rutas y autopistas va a haber una competencia enorme".

"Vamos a tener un shock enorme de inversión en infraestructura en la Argentina", aseguró el jefe de Hacienda, gracias al "puente de financiamiento que provee el sector privado para mantener nuestro ambicioso plan de infraestructura, mientras que convergemos hacia nuestro objetivo de reducir el déficit fiscal", postuló.

SEGUÍ LEYENDO: