Cinco sets. Cuatro horas y 48 de juego. Una verdadera batalla deportiva, épica, cambiante, conmovedora. El triunfo de Rafael Nadal sobre Juan Martín del Potro en los cuartos de final de Wimbledon representó un verdadero cóctel de emociones y disfrute para los fanáticos del tenis. Al punto que el mismísimo certamen, que se disputa desde 1877.

"Por lejos, uno de los mejores partidos del año", lo calificó la cuenta oficial de Twitter de Wimbledon, acompañado por un video, con música inquietante, repasando las mejores acciones del encuentro, con la voz de los protagonistas.

Así, en el video, un emocionado Del Potro acepta que "Rafa es un guerrero y también tuvo un juego fantástico", mientras se observan los golpes de ambos, una salvada heroica del español en una pelota con destino de punto de Delpo, los aplausos y la mirada extasiada del público.

"Es muy difícil detenerlo a Juan Martín. Tenemos mucho respeto mutuo y es un gran campeón", subraya el Mallorquín, mientras aprieta el puño, se esfuerza para llegar ante los golpes con peso del oriundo de Tandil.

"Tras cinco horas de partido me arrojé al piso y quería quedarme ahí toda la noche. Fue sensacional enfrentar a Rafa en este nivel", comenta la Torre, mientras se lo ve sobre el césped, antes de estrecharse en un abrazo de titanes con Nadal, que lo supera 11-5 en los enfrentamientos entre ambos.

Nadal, N|1 del mundo, de 32 años, y Del Potro, N° 4, de 29, se brindaron y brindaron un espectáculo de alta intensidad. Y hasta Wimbledon se rindió a sus pies. El 2018 aún tiene tela como para que vuelvan a cruzarse y otro torneo deba ofrecerles un homenaje.

SEGUÍ LEYENDO: