El Camp Nou esperaba un milagro que no ocurrió. A pesar de que Barcelona venció por 4-2 al Eibar en la última fecha de La Liga española, el título quedó en manos del Real Madrid. Los catalanes terminaron segundos, con 90 puntos, a tres del clásico rival.

La previa tuvo emoción con la despedida de los hinchas a Luis Enrique, quien dejará de ser el entrenador del equipo una vez que finalice la temporada. Al DT le queda un partido en el "Blaugrana", que será el próximo sábado ante Alavés, por la final de la Copa del Rey en el estadio Vicente Calderón.

El homenaje a Luis Enrique de los hinchas del Barcelona (Reuters / Albert Gea)
El homenaje a Luis Enrique de los hinchas del Barcelona (Reuters / Albert Gea)

El encuentro iba a tener un comienzo inesperado: a los siete minutos, Eibar se puso en ventaja con una conquista del japonés Takashi Inui. Luis Suárez tuvo el empate en sus pies en la jugada siguiente, pero el uruguayo definió desviado en una acción en la que quedó solo frente al arquero.

Barcelona apostaba a la igualdad a través de la jerarquía de sus figuras, pero Suárez parecía estar 'con la pólvora mojada" y volvió a fallar otra chance clara. Sin embargo, la desventaja para el conjunto catalán pudo haber sido incluso más amplia, porque Peña dilapidó una gran oportunidad para el 2-0 tras un rebote corto de Ter Stegen.

Tan difícil era todo para "El Blaugrana" que hasta Messi fallaba. En el comienzo del segundo tiempo, "La Pulga" erró un increíble mano a mano con el arquero en el área, tras un pase de Suárez.

(Reuters / Albert Gea)
(Reuters / Albert Gea)

Para sorpresa de todos, el Eibar iba a llegar al segundo gol. Otra vez Inui, con un espectacular remate al ángulo, amplió la ventaja. Pero la historia iba a empezar a cambiar dos minutos más tarde con el descuento, a través de un gol en contra de Juncá.

La gran polémica iba a llegar sobre los 25' con un penal inexistente para el Barcelona. Nadie tocó a Jordi Alba en el área, pero el árbitro Alejandro Hernández Hernández cobró la falta. Sin embargo, el arquero Yoel iba a poner justicia a la situación y se iba a lucir con una espectacular atajada ante el remate de Messi.

(Reuters / Albert Gea)
(Reuters / Albert Gea)

Parecía que el triunfo para los de Mendilibar estaba sellado, pero los locales no se daban por vencidos. A los 27', Luis Suárez encendió du capacidad goleadora para decretar el empate y, dos minutos más tarde, tras otra discutida falta sobre Neymar que derivó en penal, Messi marcó el 3-2.

El broche de oro de la jornada lo puso Messi, con una espectacular conquista. Partió desde la mitad de cancha, dejó a varios rivales en el camino y decretó el 4-2. Esa conquista lo consolidó como el "Pichichi" de la temporada: fue el máximo anotador en España, con 36 goles.

Posiciones: