Todas las imágenes por el autor
Todas las imágenes por el autor

"Escuchar a alguien dar testimonio de cómo su vida está arruinada es conmovedor para todo el mundo".

Defender a un violador parece algo que te dejaría en bancarrota. La presunción de inocencia es una de las piedras angulares del sistema de justicia estadounidense, pero la idea de que un abogado se dedique a algo como defender a un perpetrador del crimen de guerra o a una corporación tabacalera, resulta incomprensible.

Al menos, así es como se ve y se siente desde afuera.

Para tener una perspectiva desde adentro, hablé con Anthony Isaacs, abogado defensor criminal de Melbourne. Él lleva 39 años representando a alrededor de 200 personas acusadas de violación y agresión sexual. Isaacs se reunió conmigo fuera de su oficina para darme la mano, me presentó a sus dos hijos y me ofreció café, todo mientras me platicaba fragmentos de casos horribles en los que había trabajado. Luego nos sentamos a discutir cómo es defender a varias personas acusadas de violación.

VICE: Hola Anthony, comencemos con la ética. ¿Crees que estás haciendo lo correcto?
Anthony Isaacs: Absolutamente. Existe una percepción en la comunidad de que ser acusado de agresión sexual significa que eres culpable. Pero es correcto y necesario que todas las pruebas sean verificadas para ver si los cargos están comprobados más allá de toda duda razonable. Es fundamental para nuestro sistema de justicia penal.

Cuando la gente admite su ofensa, nuestro trabajo es poner en la mesa todos los antecedentes, el contexto y presentarle al Tribunal un resultado apropiado. Y muchas veces negociamos un resultado que evita que todos tengan que ir a juicio. Muchas gente no entiende que la mayoría de los casos penales proceden como declaraciones de culpabilidad. No estaría ejerciendo derecho si no fuera derecho penal. Es lo que me apasiona.

¿Alguna vez has creído que un cliente es culpable pero aún así lo has defendido?
Sí. No tengo ningún problema para probar la evidencia. Si la acusación no puede probar un caso más allá de una duda razonable, está bien, porque significa que la evidencia no ha alcanzado el estándar requerido. El sistema de justicia penal se basa en probar la evidencia. El hecho de que una persona sea acusada, sea un caso fuerte o no, no me importa. Si ese cliente quiere que lo defienda, ese es mi trabajo.

Entonces, ¿es común que defiendas a personas que estás seguro de que son culpables?
Actuamos según las instrucciones de nuestros clientes. Recientemente tuvimos [un caso de agresión sexual] en el que pensé que la evidencia [contra él] era fuerte. Le informamos al cliente que si [él] se declaraba culpable, [tendría] un resultado que generalmente sería menor que si [luchara] contra él. Pero hizo todo lo contrario, se fue a juicio y lo declararon culpable. Presentó una apelación, y lo volvieron a declarar culpable.

¿Me causa conflicto representar a esas personas? No. El sistema se basa en probar la evidencia. El hecho de que haya sido acusado, y que haya sido un caso fuerte, no importa.

¿Has defendido con éxito a un cliente que creías que era culpable?
Recuerdo que hace años defendí a un hombre por violación y el jurado lo absolvió. Al salir, hizo un comentario que dejaba muy claro que lo había hecho. Sabía que yo no estaba nada contento con eso, pero no me preocupo por esas cosas. Estamos en un sistema [donde] si no se prueba más allá de una duda razonable, no se prueba más allá de una duda razonable y punto. Una persona a la que no declaran culpable no quiere decir que sea declarada inocente.

Sólo para que conste, mis clientes no me tiene que caer bien y no tengo que estar de acuerdo con lo que hicieron. La gente necesita saber que también somos parte de la comunidad. Somos padres, esposos, hijos, madres, esposas e hijas. Sentimos lo mismo sobre las cosas que le suceden a nuestra comunidad.

¿Qué tan seguido sientes pena por las personas que acusan a tus clientes?
Algunas de las acusaciones [que escucho] son molestas. Es difícil escuchar cómo les arruinan la vida. Los peores casos que he escuchado son porque les arruinaron la vida física o mentalmente, o porque les causaron un problema de alcoholismo o de drogas. Escuchar a alguien dar testimonio de cómo su vida está arruinada es conmovedor para todo el mundo.

¿Alguna vez has querido dejar de defender a estas personas?
Hay abogados que [lo dejan de hacer] porque es demasiado perturbador o emocionalmente agotador, pero yo no. Y he trabajado para personas que han hecho cosas horribles. Recuerdo una vez que defendí a alguien que fue acusado [de una] serie de violaciones contra mujeres muy ancianas en asilos. Se declaró culpable, pero aún así fue difícil. Él tenía muchos problemas. Considero que la mayoría de las personas hace estas cosas porque tienen sus propios problemas, y nuestro papel como abogados defensores se convierte en una explicación de esos problemas y en ver cuál debería ser el castigo.

¿Alguna vez has tenido problemas para dormir?
Solía beber cuando estaba bajo estrés, pero no he bebido en tres años y medio. También haces bromas de humor negro porque a veces solo necesitas reírte o si no te afectará. He salido a cenar con amigos, y me preguntan qué tal mi semana y les cuento sobre algún cliente y se quedan boquiabiertos, Eso no es nada ¡Deberías escuchar sobre este cliente! Te vuelves insensible a lo inapropiado es el comportamiento.

¿Alguna vez te han criticado por tu oficio?
Ha habido personas que me han preguntado cosas como, "¿cómo puedes defender a criminales?" Otras me han llamado pusilánime o me han preguntado que cómo puedo vivir así. (Otras) me han acusado de atacar a las mujeres en el estrado y sobre las sentencias de fallos a favor. Yo digo, "¿Cuál es el problema? ¿Piensas que la persona debería ser culpable o qué?"

Recuerdo haber tenido una discusión muy fuerte con el amigo de un buen amigo. Todos fuimos a cenar, y este hombre estaba contando una historia sobre [cómo] mientras [él] estaba en el jurado, él [había] convencido a la gran mayoría de los miembros del jurado de que esta persona era culpable. Le pregunté: "¿Te sientes cómodo haciendo eso si su primera reacción fue que no estaban satisfechos?" Cuando le dije lo que hacía, explotó contra mi y con los abogados defensores y dijo que sólo tratamos de engañar a las personas y hacerles preguntas que no pueden responder y los intimidamos, lo cual es absolutamente falso.

¿En qué tipo de casos el acusado es inocente? Me parece que eso pasa rara vez.
En ocasiones vemos casos en los que ambas partes bebieron mucho o consumieron drogas. También está el arrepentimiento o tal vez la vergüenza social o no se acuerdan, o incluso sugerencias de otros sobre lo que ocurrió. Muchas veces, esto puede convertirse en una queja de violación cuando el demandante afirma haber estado demasiado intoxicado para dar su consentimiento.

Muchos de los problemas que veo con la agresión sexual son casos en los que descubren a las mujeres [siendo infieles] y alegan violación. La gente de la comunidad dice que eso es basura. ¿Por qué seguirías con eso? Bueno, ahora tenemos un caso en el que nuestro cliente nos dice que todo estaba bien, hasta al día siguiente vio marcas y hematomas en el cuello y en el pecho de lo que, según él, era hacer el amor bastante fuerte. Ella pensó. ¿cómo voy a decirle a mi novio? Entonces acudió a la policía y dijo que la había violado. No sé qué está bien o mal, pero eso es lo que dice. No me corresponde a mí juzgar.

Pero, ¿y si ella fue violada?
Entonces le decimos, "demuestre más allá de una duda razonable, ante un jurado, que usted no consintió".

Pero suponiendo que haya sido violada, esa es una respuesta bastante fría.
¿Pero cuál es la solución, aparte de un juicio por un jurado? ¿De qué otra manera se puede hacer? Creo que el sistema que tenemos asegura que las personas inocentes no van a prisión, y eso es fundamental. Estoy seguro de que hay muchas personas inocentes que seguirán siendo encarceladas con este sistema, pero la mejor manera de proteger a las personas inocentes es realizando una prueba que garantice que alguien es culpable más allá de toda duda razonable.

Publicado originalmente en VICE.com