(Photo by Adrian DENNIS / various sources / AFP)
(Photo by Adrian DENNIS / various sources / AFP)

La segunda boda real del año- el casamiento de la princesa Eugenie y Jack Brooksbank– fue el escenario ideal para que ambas duquesas desplegaran todo su estilo en el glamoroso evento de la Corona Británica. Esta vez, ambas respetaron la fórmula protocolar más acertada: un equipo monocromo, tocado, y stilettos.

Lo fab four-como se conoce en Europa a los príncipes William, Harry, y sus respectivas mujeres, Kate Middletton y Meghan Markle- arribaron juntos a la ceremonia en la capilla de St. George en Windsor.

Por su parte, Meghan Markle, en su primera boda real como esposa del príncipe Harry, lució un diseño combinado, vestido y abrigo, de Givenchy a tono con el tocado de Noel Stewart, siguiendo al pie de la letra el dress code. Fiel a su estilo elegante, apostó por una de sus colores preferidos, el azul, y la misma firma que le diseñó su vestido de novia.

Los Duques de Sussex
Los Duques de Sussex
Meghan Markle
Meghan Markle

Por otro lado, Kate Middleton, referente indiscutida de moda, también decidió llevar el mismo creador que para el día de su enlace real con el príncipe William: una pieza de Alexander McQueen en tono frambuesa, un color muy otoñal. En la cabeza, el indispensable fascinator en red y flores de Philip Treacy. Los stilletos velvet y el clutch en mano cortaron el efecto monocromático que llevaba.

Los Duques de Cambridge
Los Duques de Cambridge
Los Duques de Cambridge, Kate Middleton y William
Los Duques de Cambridge, Kate Middleton y William

Para el diseñador César Juricich, ambas duquesas respetaron la etiqueta del evento. "Las veo totalmente apropiadas, tal vez un poco aburridas, podrían haber apostado a detalles con tendencias".

En cuanto a la paleta, "los colores le sientan muy bien a las dos, son otoñales y elegantes", definió el especialista.

Para el diseñador, Meghan Markle, se lució frente a la esposa de William, "mezclar dos tonos de azul, el del abrigo más vestido, junto a los accesorios en tono negro es una apuesta fabulosa. El clutch es estridente haciendo juego con el fascinator. La línea del traje, sus mangas también el aportan más vida al look".

En cuanto al beauty look, ambas se inclinaron por llevar un maquillajes sobrio con sombras tierra, labios nude y piel extra luminosa.

Los príncipes William y Harry, mantuvieron la etiqueta sugerida, ambos vistieron jacqués con chaleco, y corbata en tono azul. Una vez dentro de la capilla, se sentaron juntos en las primeras filas.

SEGUÍ LEYENDO: