Google celebra con un doodle el cumpleaños 98 de la científica japonesa Katsuko Saruhashi, quien murió en el 2007 por causa de una neumonía.

Su gran aporte a la ciencia se centró en alertar sobre la contaminación radioactiva en los océanos, un hecho que puso un freno a las pruebas nucleares realizadas por la entonces Unión Soviética y Estados Unidos.

Katsuko fue una referente en su país. Fue la primera mujer en obtener un doctorado en química de la Universidad Tokyo en 1957, la primera también en ser elegida en el Consejo de la Ciencia de Japón en 1980, y la primera en ganar el premio Miyake por sus contribuciones a la geoquímica en 1985.

Katsuko también fue pionera en las luchas feministas en su país. En 1958 creó la Sociedad Japonesa de Científicas que tenía como misión tener a más mujeres contribuyendo a la ciencia y a la paz mundial.

"Hay muchas mujeres que tienen la aptitud y la habilidad para convertirse en grandes científicas. Espero ver el día en el que las mujeres puedan contribuir a la ciencia y la tecnología en igualdad con los hombres", dijo en una entrevista.

Su primera gran contribución fue crear una metodología que determinara el nivel de CO2 en los océanos. Además, logró determinar los niveles de ácido de carbono basado en la temperatura, clorinidad y el nivel de pH. Este método es llamado por oceanógrafos como la Tabla Saruhashi.

Pero su aporte más importante fue cuantificar la contaminación nuclear causada por pruebas realizadas durante la década del 50, en pleno auge de la Guerra Fría. La científica encontró que la radioactividad en los océanos, que habían llegado hasta los mares de Japón, había sido causada por pruebas nucleares de los Estados Unidos en las islas Marshall.

El descubrimiento de cómo la radioactividad se esparce por los mares y los contamina impulsó las restricciones de pruebas nucleares en los océanos en 1963.

Además, la japonesa fundó en 1981 el Premio Saruhashi, que reconoce a las mujeres que han contribuido a la ciencia en el país asiático.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: