China reveló el viernes planes para imponer aranceles por hasta 3.000 millones de dólares sobre importaciones desde Estados Unidos, en represalia por las tarifas impuestas por Washington sobre los productos de acero y aluminio, a medida que las dos mayores economías del mundo se acercan a una guerra comercial.

China considera un arancel del 15 por ciento sobre los productos estadounidenses, incluyendo fruta seca, vino y tubos de acero y de 25 por ciento sobre productos de cerdo y aluminio reciclado, dijo el Ministerio de Comercio en un comunicado en su sitio de internet.

El país elaboró una lista de 128 productos estadounidenses que podrían ser objeto de aranceles si ambas partes no alcanzan un acuerdo sobre los temas comerciales, agregó el ministerio.

"China no tiene en absoluto miedo a una guerra comercial", advirtió Beijing este viernes.

"China no quiere una guerra comercial", matizó no obstante el ministerio de Comercio chino en un comunicado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó un memorando el jueves apuntando con aranceles por hasta 60.000 millones en bienes chinos, pero solamente después de un período de consulta de 30 días que comenzará una vez que la lista sea publicada.

La revelación de Beijing de su planeada represalia a los aranceles propuestos sobre las exportaciones de metales chinos a Estados Unidos, sirvió de advertencia a Washington a medida que ambos países blanden sus armas mientras evitaban iniciar una guerra comercial abierta.

El ministerio afirmó que China implementaría las medidas en dos etapas: primero el 15 por ciento de arancel sobre 120 productos, incluyendo tubos de acero y vino por 977 millones de dólares y luego el 25 por ciento sobre 1.990 millones de dólares sobre el cerdo y aluminio.

(Con información de Reuters y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: