El Estadio Olímpico de Luzhniki estuvo casi completo de hinchas locales. Pero hubo también algunos hinchas sauditas en las gradas. El contraste mayor era entre las mujeres. Las rusas, con sus looks desenfadados, muchas pintadas con los colores de su banderas. Las sauditas, en cambio, tapadas casi por completo con sus hiyab, algunas también con barbijo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: